Celebración de la Santa Cruz, Cuatro de mayo de 2014

Mi agradecimiento a la Junta Rectora y a la Asamblea por confiarme la Mayordomía de la Real Archicofradía del Stmo. Cristo de la Vera Cruz.

Vengo con el firme propósito de dedicar todo el tiempo que sea necesario para llevar a cabo las tareas inherentes al cargo que me han asignado, fundamentalmente encaminadas a facilitar el culto en honor a nuestro Santo Patrón, el Stmo. Cristo de la Vera Cruz, y, muy especialmente, hacer agradable su estancia aquí de tantas y tantas personas que acuden a venerar la Sagrada Imagen.

Soy consciente de que solo poco podría conseguir. Para llevar mis propósitos a buen término necesito y ruego:

La ayuda y asesoramiento de la Junta Rectora.

La orientación espiritual de nuestro Párroco, D. Blas, y de las Hermanas Religiosas.

La cooperación de cualquiera de los componentes de esta Hermandad.

Y la buena disposición de todos los miembros que, desde el inicio del Año Jubilar, forman el Voluntariado y vienen desarrollando una magnífica labor, atendiendo a cuantos acuden a este Santuario para dar gracias y pedir favores a nuestro Santo Cristo, que es el suyo.

El día 4 de mayo celebramos la Santa Cruz y, al hacerlo, exaltamos y adoramos al Crucificado. Y lo hacemos porque la sombra de la Cruz se proyecta no solo sobre su muerte sino también, y sobre todo, sobre su resurrección. Vivamos intensamente esta celebración participando en todos los actos programados.

Jacinto Soto Soto
Mayordomo