HERMANDAD DEL CRISTO

Real Archicofradía del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz

La Real Archicofradía, se supone fue fundada como Hermandad cuando se instauró la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo. Los primeros estatutos fueron presentados en el año 1791, no siendo reconocidos. Posteriormente se volvió a solicitar sobre el año 1860 y fueron aprobados, por S.M. la Reina Doña Isabel II, mediante Real Despacho dado en Cádiz el 28 de Septiembre de 1862.

Este es un extracto literal de dicho Real Despacho: “Doña Isabel Segunda por la gracia de Dios y por la Constitución de la Monarquía española, Reina de las Españas. Por cuanto por parte del Cura Párroco y varios vecinos de la Villa de Urda se me ha presentado: que profesando aquel pueblo y otros circunvecinos una especial y grande devoción a la Imagen del Santísimo Cristo que se venera en su ermita extramuros de dicha Villa,  y deseando conservar y regularizar su culto, se habían constituido en Corporación y formado unas Constituciones para su régimen y gobierno, las cuales, presentadas al Consejo de la Gobernación del Arzobispado de Toledo, habían merecido su aprobación; y con el fin de dar a dicha Corporación la estabilidad y firmeza necesarias con arreglo a las disposiciones vigentes, me suplicaban fuera servida mi Real licencia para la erección legal de la indicada Corporación con el título de Cofradía de la Vera-Cruz, bajo las condiciones referidas. Instruido el oportuno expediente acerca de la insinuada solicitud en mi Ministerio de Gracia y Justicia, en vista de lo informado en su razón por el Gobernador Civil de la provincia y Sección respectiva del Consejo de Estado, conformándome con el parecer de ésta, por mi Real resolución de once de Julio último tuve a bien aprobar la erección de la mencionada Cofradía y las Constituciones formadas para su régimen en la forma siguiente: Artículo primero …”

Los estatutos de la Cofradía constan de 38 artículos, al igual que los estatutos iniciales de la Hermandad, aunque sí se han ido añadiendo nuevas disposiciones a su redacción original, para adaptarse a los usos y costumbres de la época. En estos estatutos se recoge el funcionamiento de la Cofradía, así como los requisitos que deben reunir los aspirantes a cofrades.

Para gobernar y administrar la Cofradía se encuentra el Mayordomo, que es elegido anualmente en Junta General que se celebra la tarde de cada Domingo de Ramos. Para distinguirse de los demás cofrades, porta un bastón en cuyo extremo superior va colocado un pequeño Cristo con la Cruz a cuestas. El Mayordomo deberá asistir a todas las ceremonias, procesiones, cultos y actos programados por la Cofradía.

Además del Mayordomo, existe una Junta Directiva, compuesta por un Presidente, que será el cura párroco y seis personas que actuarán como vocales de la misma. Estos vocales tienen como principal cometido auxiliar al Mayordomo y vigilar que se cumplan los Estatutos. La permanencia en el cargo de vocal es de cuatro años, pudiendo ser renovados. Se distinguen del resto por un medallón algo mayor que la medalla distintiva de la Cofradía.

MEDALLA

A los hermanos o cofrades del Stmo. Cristo se les distingue, desde el año 1982, por una medalla plateada de Jesús Nazareno con la Cruz a Cuestas, con cordón morado, colgada del cuello, que suelen llevar en las fechas y actos que indique la Cofradía.

Existe también la rama femenina de los cofrades del Stmo. Cristo. Esta rama se denomina Esclavas de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y se constituyeron en el año 1940.

Ofrecida la Mayordomía Mayor para S.A.R. el Serenísimo Señor Príncipe de Asturias y registrado con el número 33.797, es aceptada por su madre la Reina de las Españas S.M. Doña Isabel II y dado en Palacio a 20 de Abril de 1864 y firmado por el Marqués de Alcañices.

A petición de esta Real Archicofradía y con fecha 25 de febrero de 1995, recibimos carta de la Secretaría General de la Casa de S.M. el Rey, confirmándonos el título de “REAL ARCHICOFRADIA”.

Según los estatutos de la Archicofradía, para ser cofrade se han de cumplir estos requisitos:

  • Ser varón, de catorce años en adelante. (art. 1).
  • Ser vecino de la Villa de Urda y persona de buenas costumbres, para lo que antes de ser admitido, se tomarán los informes correspondientes.. (art. 2).

La época de admisión de hermanos se señala los meses de abril y octubre de cada año.

En 1980 se aprobó una reforma de estos artículos, de manera que puedan ser admitidas las mujeres y así lo estimare oportuno la Junta General de Hermanos, por mayoría absoluta. También se pueden admitir a personas no vecinas de Urda, mientras sean de buenas costumbres e intachable conducta y fueran legítimamente admitidos por la Junta.

Si quieres más información, no lo dudes y contacta con nosotros. Te daremos toda la información que necesites.

PEREGRINO, que vienes a postrarte a los pies del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz de Urda.

La Real Archicofradía, te decimos, no te vayas sin contarle y poner en sus manos, con mucha fe, todas tus penas, problemas y alegrías. El sabrá con sabiduría infinita, reconfortarte y darte lo que más te convenga.

La Fe es el camino