INDULGENCIA JUBILAR

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados ya borrados en cuanto a la culpa, que el fiel cristiano, debidamente dispuesto y cumpliendo unas determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, quien distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de cristo y de los santos.

La indulgencia puede ser parcial o plenaria, según libre en parte o en todo de la pena temporal por los pecados.

Durante el año jubilar la indulgencia plenaria puede obtenerse solamente una vez al día.

En general, para ganar la indulgencia plenaria se requiere:

a. La confesión sacramental

b. La comunión eucarística.

c. La oración por las intenciones del Papa.

d. La ejecución de la obra establecida.

e. Exclusión de todo afecto voluntario hacia cualquier pecado, incluso venial.

Durante los años jubilares, se gana indulgencia plenaria en este Santuario de Urda:

a. Haciendo una peregrinación al Santuario del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz. Existe una red de caminos jubilares que llegan hasta nuestra localidad.

b. Asistiendo con devoción a una celebración litúrgica o un ejercicio piadoso (Vía-Crucis, Santo Rosario, Adoración Eucarística…)-

c. Visitando, en grupo o individualmente, el Santuario.

d. Permaneciendo un cierto tiempo en meditación espiritual, concluyendo con el Padre nuestro, con el Credo y con la invocación a la Santísima Virgen.

CAMINOS A URDA

La Fe es el camino