SANTUARIO O ERMITA

La primitiva ermita de esta localidad se debió construir con anterioridad al siglo XVI, situándose entonces en los extramuros de la villa, bajo la advocación del Santo Cristo de la Caja, y fue, con el paso de los siglos, sufriendo distintas reformas hasta llegar a su aspecto actual. De la ermita original prácticamente solo queda la forma rectangular de su nave principal.

El Santuario es de un exterior muy austero, quedando sorprendidos cuando entramos dentro, pues es de una riqueza barroca extraordinaria. Está construido con piedras de las canteras del lugar y el campanario de ladrillos macizos. Es un edificio de una sola nave y al fondo se encuentra el Retablo Mayor orientado al este o saliente, y data del Siglo XVII; en el centro del mencionado Retablo, el camarín donde se encuentra la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, decorado con lienzos de Guerrero Malagón. En los laterales y a cada lado se encuentra otro Retablo más pequeño y de igual estilo, presididos, el derecho por un lienzo de “La Asunción de la Virgen”, pintado por Corrales en 1994. El Retablo izquierdo está presidido por un lienzo de la “Imposición de la Casulla a San Ildefonso de manos de la Virgen María”, pintado por Antonio de Pereda en el siglo XVII. Actualmente este cuadro forma parte de la exposición HISPANIA GOTHORUM, en el Museo de Santa Cruz de Toledo. En el Prebisterio, en su lado derecho, se encontraba un lienzo “Visiones de San Francisco de Asís”, de pintor desconocido del siglo XVII probablemente, y que en la actualidad se encuentra en la Parroquia de San Juan Bautista de la localidad. El lado izquierdo del Prebisterio tiene una pintura sobre cobre, “El Descendimiento de Jesús”, según los entendidos, la de más valor y cuyo autor también es desconocido. La subida al Coro cuenta con otro lienzo “Mortaja de Jesús”. En la Sacristía encontramos otra pintura sobre cobre “Bautismo de Jesús”, de autor francés, fechada en 1996.

Como decíamos anteriormente, decoración y estilo barrocos. Molduras, cornisas, tonos ocres y dorados, encerrando distintos símbolos alusivos a la Santísima Trinidad, Sagrado Corazón, Espíritu Santo en forma de Paloma, Jesucristo Hombre Salvador, el ojo en un triángulo símbolo de Dios Padre, Cruz de la Pasión sostenida por ángeles, etc…

Paredes laterales: En el muro derecho dos de las virtudes teologales, Esperanza y Caridad; en el muro izquierdo, la Eucaristía y Religión-Iglesia.

En el centro de la nave y a la izquierda, una pequeña capilla y actualmente recinto donde se guarda la Carroza, resto de una capilla anterior al Santuario, vitrinas con ornamentos litúrgicos, ténicas del Santo Cristo y estandartes.

La Fe es el camino