CASA CONVENTO

En los aledaños de la ermita y dentro de su amplio atrio, se encontraba la antigua vivienda del santero. Aprovechando este terreno se decidió construir un edificio polivalente que consta de dos niveles: planta sótano, destinado a guardar las andas empleadas en procesiones y demás utensilios para el mantenimiento de la ermita, y una primera planta, destinada inicialmente a vivienda para el santero y oficinas para la cofradía.

Hacia el año 1981, el entonces Cardenal Primado, Arzobispo de Toledo, D. Marcelo González Martín, cumple una antigua promesa dada a la Cofradía del Stmo Cristo de Urda: aprobar el establecimiento de una comunidad de religiosas para que atendieran el Culto del Stmo. Cristo y a los muchos peregrinos que diariamente visitaban la Sagrada Imagen. Son designadas para tal labor, las religiosas carmelitas de San José, que tienen su casa-madre en Barcelona, teniendo su entrada oficial el día 26 de noviembre de 1981. Por tal motivo, la primera planta del edificio anteriormente mencionado, se habilitó como vivienda para acoger a estas religiosas.

En la actualidad, la casa-convento está regida por las Religiosas Siervas del Corazón de Jesús, que tienen su casa-madre en Francia. Hicieron su entrada oficial el 29 de septiembre de 2002.

Entre otras cosas, su dedicación es al Santuario, Casa de Espiritualidad, Apoyo al Sacerdote, pastoral, Catequesis, Formación Religiosa de la Juventud, Enfermos, etc…

Tanto el convento, como las religiosas para su mantenimiento están protegidas y subvencionadas por la Real Archicofradía del Santísimo Cristo.

La Fe es el camino